Angeles y luz

angel de la guarda

Como invocar a tu angel

angeles

 

Hay muchas formas de llamar a tu Ángel personal o Ángel de la Guarda, ya que muchas veces dependen de la orientación religiosa de cada uno, es decir, que nuestro Ángel de la Guarda responde a la imagen religiosa que podamos tener de el.

Existen toda clase de ritos y ceremonias para entrar en contacto con nuestro Ángel de la Guarda, ya sean de índole mágico, religioso, brujeril o esotérico, porque de cualquier manera todos los ritos responden a una sola cosa y todas las palabras ocultistas quieren decir lo mismo.

La verdad es que no hace falta recurrir a complicada ceremonia para llamar a nuestro Ángel, aunque si recomiendo llamarlo cuando estés en un lugar tranquilo y apartado, en un lugar donde puedas estar contigo misma, aislada de tus pensamientos.

Da igual si es una iglesia, tu habitación o en campo abierto, solo es necesario que nadie te moleste. Es cierto que para las personas creyentes acudir a una iglesia o un lugar considerado santo o mágico tiene valor añadido ya que potencia la devoción, gracias a la energía religiosa y mágica que se acumula en estos lugares, pero insisto, tu propia habitación es un buen lugar para llamar a tu Ángel.

Relájate y tranquilízate, cierra tus ojos, une tus manos y respira profundamente, relajándote cada vez más.

Intenta poner en blanco tu mente, olvidándote del mundo por unos instantes, centra tu pensamiento en una sola imagen, un circulo, una cruz, un triángulo, da igual, la que sea.

Respira hondo varias veces, hasta que el oxígeno pase fluidamente por tu sistema respiratorio. Llama mentalmente, utilizando tu propio nombre a tu Ángel de la Guarda.

Cuando empieces a sentir escalofríos que recorren tu columna, cabeza o plexo solar, respira profundamente e imagina que te encuentras dentro de una pirámide lila o violeta.

Podo después, empezarás a sentir que te desprendes de tu cuerpo, que todo gira o que te hundes, entonces volverás a llamar a tu Ángel de la Guarda, sin dejar de pensar que estás dentro de la pirámide, hasta que aparezca en tu pensamiento la imagen de tu ángel.

Una vez que lo visualices, puedes pedirle consejo o hacerle saber tus deseos e inquietudes. Entonces el te hablará o te enviará una señal.

Cuando termines, agradécele su visita, su comunicación, despídete amablemente, como un amigo hasta que desaparezca del interior de la pirámide.

Respira despacio, profundamente y ve volviendo a la realidad poco a poco. No tengas prisa, hacerlo prematuramente podría ser negativo para tu salud.

Abre tus ojos y tus manos, luego come algo dulce. El contacto con tu Ángel ha terminado.

Que la Sabiduría del Tarot, Ilumine tu Destino!

Etiquetas: , , ,

Categories: angel de la guarda, angeles, invocacion

Deja un comentario